Estamos en el centro de Barcelona

hola@quantumpsicologia.com

93.414.38.95

EN PSICOTERAPIA TODO ES EQUILIBRIO

El balance es la forma más sencilla de entender los procesos terapéuticos en psicología

Si te dedicas profesionalmente a la psicoterapia o si en algún momento has realizado un proceso terapéutico personal, seguro que verás reflejado este concepto de equilibrio en lo que has vivido.

Hay muchas formas de entender los procesos terapéuticos de cambio y el comportamiento humano. Según el caso particular y el modelo de referencia del terapeuta encontraremos: las que parten de las emociones y la restauración del aferramiento (apego), los procesos que se centran en los duelos/pérdidas/traumas, aquellos donde el pilar principal es el trabajo hacia la motivación, las que se focalizan en el entrenamiento de la atención, etc.

Seguramente estas corrientes de hacer psicoterapia comparten varios factores en común, pero hay uno que puede relacionarse con todas ellas: el equilibrio, y lo ejemplificaré a través de los modelos terapéuticos que utilizo y conozco más:

El mindfulness es el equilibrio en el tiempo.

Las personas que viven en el pasado, constantemente divagan entre recuerdos de un momento que ya no existe. Aunque esto puede servirnos para recuperar aprendizajes, no caer en los mismos errores y reafirmar nuestra identidad; un exceso de pasado a menudo lleva a desarrollar rasgos depresivos y melancólicos.

Por el contrario, un exceso de futuro puede resultar altamente estresante y preocupante, aunque nos ayude a anticipar los distintos resultados de nuestras decisiones. Vivir demasiado en el futuro generará fácilmente rasgos ansiosos.

En efecto, el equilibrio entre ambos elementos implica centrar la atención en el presente y hacernos conscientes de nuestros estados mentales. Y éste es el tipo de balance que enseñan las terapias centradas en mindfulness.

La madurez es el equilibrio entre el padre y el hijo (generacional)

En el análisis transaccional hablamos del «padre» como las normas, la responsabilidad y las obligaciones. Aunque sea necesaria, si nos excedemos podemos perder de vista nuestras propias necesidades.

Por otro lado, el “hijoes la diversión, la impulsividad y la euforia. Hay que soltarse, pero quedarse en este estado nos lleva a convertirnos en pequeños Peter-Pans.

El término medio entre los principios del deber y el placer es el que buscamos encontrar a través de este tipo de terapias.

El bienestar es el equilibrio adaptativo

El propio concepto de psicopatología ha sido construido en torno al equilibrio. Lo normal y sano según los manuales diagnósticos, es lo que se encuentra estadísticamente en el término medio.

Para mí la patología no es lo que resulta anormal, sino lo que no es adaptativo. Entonces, buscar una forma de encajar aquellas emociones que sentimos y lo que nos pasa en el entorno en el que vivimos, es la definición absoluta de equilibrio y en consecuencia de bienestar.


Así pues, podríamos decir que en psicoterapia todo es equilibrio o tal y como decía el alquimista Parcels allí en el s.XVI:

La cantidad crea el veneno

Escrito por: Esteve Planadecursach Psicólogo col. nº. 21.691