Estamos en el centro de Barcelona

hola@quantumpsicologia.com

93.414.38.95

¿COMO HABLAR DE SEXUALIDAD CON LOS HIJOS/AS?

La sexualidad no es algo que tenemos, sino algo que somos. La sexualidad es la forma en que cada persona expresa, comunica, siente, da y recibe placer con la palabra y con los cinco sentidos de su cuerpo.

Me encuentro a menudo con la dificultad que tienen las madres y padres para hablar de sexualidad con sus hijos/as. ¿Cómo hacerlo? ¿Cuándo debe hacerse? ¿Qué debe explicarse?

Las principales barreras que no nos dejan hablar abiertamente de la sexualidad son: el miedo, la falta de información, los mitos y las ideas equivocadas.

La sexualidad no comienza cuando se inician las relaciones sexuales, los niños/as experimentan sexualidad desde pequeños/as, comienzan a explorar su cuerpo, a sentir placer al tocarse, sin saber que es la sexualidad pero si aproximándose a sentir su cuerpo. La educación sexual es un proceso que dura toda su vida. No se limita sólo a explicar cómo “vienen los niños/as”. Tiene como objetivo mostrar cómo adquirir información, formar actitudes y valores sobre la identidad, las relaciones y la intimidad. Incluye las relaciones interpersonales, el cariño, la imagen corporal, el género, entre otros aspectos.

En muchas ocasiones, los adultos hablamos de sexo a los pequeños centrándose más en los peligros y no en las emociones. Es importante que los pequeños puedan saber sobre las enfermedades sexuales, embarazos no deseados pero también es importante que sepan las emociones que se mueven a la sexualidad: el placer, la autoestima, la aceptación corporal, el deseo…

Os expongo algunas pautas que pueden ayudar a madres y padres a hablar de sexualidad con los pequeños:

  • Es importante que los adultos tengan la iniciativa. Si sus hijos/as no han hecho ninguna pregunta sobre sexualidad, debe aprovecharse cualquier oportunidad que salga. Si no hablamos hasta que muestren interés esto puede llevar al hijo/a a oír que las personas adultas no les gusta hablar de esto y por tanto no preguntarán.
  • Explicar la sexualidad: se les debe explicar la biología relacionada con el sexo, pero también que las relaciones sexuales implican aprecio, atención y responsabilidad. Con los niños/as a partir de 12 años las conversaciones deben incluir la libertad de escoger a una pareja con la que vivir una relación sexual, la importancia que sea consentida y que se llegue con alegría y seguridad.
  • No preocuparse si no conocemos todas las respuestas a las preguntas de nuestros hijos/as. Lo que sabemos es mucho menos importante que la forma en que respondemos. Sabrán que no hay temas prohibidos en casa.
  • Tratar el tema de los abusos sexuales: transmitirles la idea de que la sexualidad es íntima y consentida. No censurar la masturbación pero sí educarla desde la intimidad.
  • Darles información según la edad pero no pensar que tienen toda la información que deseen. La mayoría de adolescentes han recibido poca educación sexual, muchas veces ha sido facilitada por amigos con el riesgo de que no sea la correcta.
  • La educación sexual debe ser una tarea compartida entre los padres y madres y la escuela.
  • La educación sexual favorece la responsabilidad no la promiscuidad. Es una creencia falsa pensar que hablar de sexualidad va a iniciar a practicarla antes.

Como por la mayoría de temas poder tratarlos desde la naturalidad y sinceridad ayuda a los pequeños/as a entender. Es importante escuchar y responder a sus inquietudes, de esta manera podemos crear un clima de confianza con los pequeños/as.

Lola Guerra Ruiz

Psicòloga Col. Nº 11389